Maternidad,  Tips

¿Cómo tratar las Rabietas?

Las rabietas, berrinches o pataletas son reacciones características de los niños menores, y son un tipo de reacción que demuestran los niños a causa de la frustración o enojo por algo que no les sale como ellos quieren. No todos los niños lo presentan con la misma intensidad, y conforme aprendan a autocontrolarse irán manejándolo mejor.

Les cuento mi experiencia:

Mi hijo mayor presentaba una que otra pequeña rabieta porque no le salía vestirse solo o porque quería armar algún juguete y no quería que lo ayuden, esto lo frustraba entre los 2 y 3 años aproximadamente.

Pero ahora que tiene 4 años sus rabietas se han triplicado, y es comprensible porque ahora tiene a su hermanita y sumado a esto la cuarentena que no lo deja salir de casa, ya se imaginarán la frustración que siente…

Un ejemplo de estos momentos son cuando está armando una torre y su hermanita llega y lo derrumba, o cuando simplemente quiere jugar sólo y que su hermana no agarre sus juguetes, también cuando no puede jugar con nosotros porque estamos con el home office 🙁

¿Qué hago para solucionarlo o qué es lo que me ha funcionado?

Les cuento que en mi caso lo que hacemos primero es mantener la calma y hablar con él de forma tranquila; le decimos que lo entendemos, luego hacemos que se tranquilice e intentamos que cambie de actividad y pruebe haciendo otra cosa.

Luego de algunas horas cuando ya veas que ha pasado todo y que es el comento de conversar, hablamos con él sobre lo que pasó y le preguntamos que fue lo que le molestó para poder entender sus sentimiento y hacerle sentir que son importantes para nosotros. También llegamos a un acuerdo para que la siguiente vez no tenga la misma reacción y que nos cuente lo que está sintiendo antes de que llegue a explotar, que nosotros lo apoyaremos.

Lo sé suena fácil decirlo, «mantener la calma» pero es algo que creo que debemos hacer nosotros, respirar profundo y no frustrarnos, porqué sino solo conseguimos sumar al problema y no podemos enseñarle a autocontrolarse a nuestros hijos, si nosotros mismos no podemos hacerlo.

Aunque nos les voy a mentir, hay momentos en los que cuesta mantener la calma, si que lo he pasado, sobretodo cuando escuchas un portazo o algún grito descontrolado, pero debemos seguir intentándolo, la clave es la paciencia y mucha calma 😉

Creo que el ejemplo es la mejor forma en la que voy enseñando a mi hijo a controlar la frustración y afrontar estas rabietas para que vayan disminuyendo con el tiempo.

Cuéntame ¿Como controlas tu las rabietas de tus hijos?, ¿coincides conmigo o tienes otros métodos que te han funcionado? 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *