Hola, soy Evelyn Valega Publicista de profesión, Wedding planner por vocación y madre de corazón.

Soy mamá de Julieta, me casé con el amor de mi vida, soy amante de las Bodas y creo fielmente en el «Felices para siempre». Lloro, río y bailo en las bodas como si los novios fueras mis hijos. Ser Wedding planner es algo que me apasiona y me hace muy feliz.

Me case hace más de 7 años y fue una de las etapas más hermosas y sobretodo románticas de mi vida. Nosotros disfrutamos a plenitud el paso a paso de nuestra boda, que para mí fue realmente una Boda Inolvidable.

Es de allí donde salió el nombre de mi empresa de Wedding Planner, porque mi boda realmente lo fue.

Yo tenía esta necesidad de compartir mi experiencia con otras novias y que realmente disfruten esta etapa como yo lo hice. Es así como decidí ingresar a esta maravillosa industria que poco a poco está tomando fuerza en nuestro país y de la cual me siento muy orgullosa.

Al principio era un poco difícil porque en ese entonces no había empresas o institutos en donde te puedas capacitar como Wedding Planner, pero venia de trabajar en el mundo corporativo durante varios años. Trabajé como productora de eventos como conciertos, acciones BTL, lanzamientos de marcas, etc. Tenía toda la espalda de conocimiento de eventos en general.

Pero ¡Oh sorpresa!, el mundo de las bodas es completamente diferente ya que los sentimientos están a flor de piel, y no existe ninguna otra fecha en donde puedes reemplazar algún ítem por si te equivocaste o el ¡Para la próxima lo hacemos mejor!… No!, es imposible, una boda es un evento de un solo día en donde no hay opción a poderse equivocar; cada paso, cada ítem debe de estar revisado al milímetro para que todo en conjunto se pueda desarrollar de la mejor manera.

Nosotras el día de la boda somos quienes estamos al mando del 100% del evento desde que el proveedor de maquillaje llegue temprano y con todos sus implementos, hasta coordinar con el proveedor de las velas para que se prenda en simultáneo una vez haya el cambio de luz.

Les podría decir que lo único que no podemos controlar ese día son a los niños al momento del ingreso a la ceremonia y al clima claro!. Después todo es manejable.

Tengo también que agradecer que durante todo este tiempo he tenido a mi lado a profesionales que día a día me sorprenden con su calidad y pasión por las bodas.

Y sobre todo agradecerles a todas mis novias, que gracias a ellas aprendí todo lo que sé, gracias porque estoy donde estoy por ustedes. Y gracias por todo su amor para con nosotras. Al final de cada boda, siento que perdí a un cliente, pero gané a una amiga. Gracias a todas por dejarnos hacer de su boda una Boda Inolvidable.

Y así como jugando han pasado casi 7 años en donde cada sábado me vuelvo a casar, porque las bodas las siento como si fueran mías.

Colaboración: Evelyn Valega
FB: Boda Inolvidable
Instagram: @boda_inolvidable_peru


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *